Trekking-Senderismo

Conoce la señalización de los senderos andaluces

Andalucía es una región que invita al senderismo, ya que sus ocho provincias esconden multitud de recorridos interesantes adaptado a todo tipo de niveles. La señalización de senderos ayuda a que podamos completarlos de principio a fin, minimizando la posibilidad de pérdidas o de dar rodeos.

Pero para ello, debemos saber qué significan las señales en la montaña, ya que emprender una marcha sin los mínimos conocimientos puede dar lugar a que nos perdamos, y esta situación en circunstancias complicadas de meteorología puede poner en peligro nuestra vida.

Conocer la señalética de montaña en Andalucía no implica demasiado misterio, ya que se trata de un estándar común a cualquier comunidad autónoma y a países de nuestro entorno y con la que podremos emprender con éxito la marcha.

Sin embargo, nunca hay que echarse a la montaña o emprender cualquiera de las rutas GR de Andalucía sin conocer cómo son. Los accidentes que implican a senderistas suelen tener como causa una mala planificación de la jornada de senderismo, no hacer caso a las indicaciones meteorológicas o salir a la montaña sin el equipamiento adecuado.

La montaña nunca ha de infravalorarse, ni por supuesto, perder el respeto a la misma.

Las consecuencias suelen ser fatales, implicando en gran parte de los casos rescates por parte de equipos especializados.

La guía de senderismo de Andalucía es el documento de referencia para conocer todos los relativo a señalización de senderos. Conocerla hace posible que podamos emprender la ruta senderista que deseemos con unos mínimos conocimientos para completarla con éxito.

¿Cómo es la señalización de senderos en Andalucía?

Básicamente, debemos tener presente que hay tres tipos de senderos, y se clasifican en GR, PR y SL.

Senderos GR: Son los senderos de gran recorrido y que tienen una distancia mayor a los 50 km. Lógicamente, hay que emplear más de una jornada para completarlos. Se acompaña de un número detrás de la terminación GR que los identifica dentro de una serie nacional. Consta de dos rectángulos, uno superior blanco y otro inferior de color rojo.

Senderos PR: Poseen una distancia de hasta 50 km y en el caso de Andalucía, detrás de la denominación PR van acompañados de un guion y la letra A, que hace referencia a nuestra comunidad. Se identifica por el color blanco del rectángulo superior y el amarillo del inferior.

Senderos SL: son senderos de carácter local de hasta 10 km distancia, también van acompañados de la letra A después del epígrafe SL para indicar que nos encontramos en nuestra comunidad autónoma. La identificación es un rectángulo de color blanco en la parte superior y verde en la inferior.

La señalización de senderos puede tener multitud de formatos, desde elementos naturales como el tronco de un árbol a otros de carácter artificial, siempre cuando no constituyan una agresión al patrimonio. Es decir, no vamos a encontrar una señalización pintada en la pared de una ermita que sea un bien cultural.

De igual manera, encontramos atriles con indicaciones, conjunto de señales, balizas y elementos de diverso tipo que sirvan de orientación a los senderistas. Porque conviene tener presente que el senderismo y el trekking son disciplinas diferentes, términos que se suelen confundir pero que no tienen que ver.

Para no tener inconvenientes a la hora de realizar una marcha senderista, debemos de conocer de forma básica cuáles son las indicaciones que representan.

Cuando se presentan ambos rectángulos superpuestos, es decir, el de color blanco arriba y el rojo, amarillo, o verde debajo, indica que estamos en el sendero y que vamos en la dirección correcta.

Si, por el contrario, encontramos estos rectángulos formando un aspa, indicará que nos hemos desviado y que vamos por una dirección equivocada.

Finalmente, si ambos rectángulos se posicionan de manera vertical y en la parte superior se orienta hacia izquierda o derecha en ángulo, determinará que el sendero que estamos recorriendo va a realizar un cambio de dirección.

Igualmente, un sendero puede tener diversas variantes, y estas son representadas por números correlativos después de la indicación del propio sendero. También puede ocurrir que en un mismo punto coincidan varios senderos, en este caso la baliza o señalización presentará los colores del tipo de sendero que estén confluyendo.

La señalización de senderos se realiza de tal manera que quede bien visible, tratándose de que las señales que le de siempre a la altura de la vista. Las indicaciones, en el caso de ser pintadas, se suelen repasar con frecuencia para que las marcas sean bien visibles. De la misma manera, las señales tratan de conservarse en buen estado.

Gracias a que la señalización de senderos es idéntica en todo el territorio y en países de nuestro entorno, una vez que emprendemos la marcha por cualquiera de las rutas senderistas de Andalucía, podremos emprender con éxito las de otras comunidades autónomas.

La imagen que utilizo pertenece al manual de señalización de senderos de la federación andaluza de montañismo.

Publicado por ERuiz

Avatar
🎯 "No todo es #seo #marketingdigital" ⛰ Apasionado del #deportealairelibre 📌 Sevilla

Deja una respuesta